La nueva normalidad a causa de la pandemia del COVID-19 ha implicado cambios estructurales en diferentes actividades y formas de vivir. Entre los sectores con mayor afectación e incidencia se encuentra el segmento empresarial, en el que los negocios han tenido que reinventarse para seguir vigentes en el mercado con la posibilidad de competir de igual a igual con sus pares. Hoy la conversación al interior de las organizaciones es distinta al de años anteriores, donde en las juntas se discutían objetivos, cifras y seguir expandiendo sus modelos. En 2020, las juntas directivas en las empresas están concentradas en transformar sus procesos dadas las reglas actuales y, en sufrir moderadamente, los efectos económicos de la pandemia.

En ese sentido los ejes conversacionales están en el marco de conceptos tecnológicos y de transformación digital que proponen a las empresas operar de otra manera, adaptándose a las nuevas apuestas del mercado producto de los impactos globales de la pandemia, confinamientos y economías flageladas por la crisis creciente. Entre los conceptos están las tecnologías de Ciberseguridad, Almacenamiento Cloud, Analítica y Business App. ¿Por qué estás soluciones son funcionales en términos empresariales en medio de lo que llaman muchos la ‘nueva normalidad’?

Ismael Arévalo, Líder de Desarrollo de Negocios de la Compañía tecnológica Controles Empresariales, recientemente premiada como Partner del año Colombia de la multinacional Microsoft, nos acompañó en la definición de cada uno de estos conceptos.

  1. Ciberseguridad: Las cifras arrojan que en el transcurso de la pandemia los delitos informáticos en Colombia han sufrido una creciente exponencial. Los ataques más previsibles son la suplantación de páginas web, pishing y fraudes, y en comparación con el mismo periodo en el 2019 estos crímenes se han aumentado en un 59%, evidenciado en casos de suplantación de sitios web que mediante correos o mensajes inducen al engaño, según declaraciones del jefe del Centro Cibernético Policial, Luis Fernando Atuesta, durante una rueda de prensa articulada con Asobancaria.

No es para menos, los ciberatacantes saben que esta coyuntura ha multiplicado y diversificado los usos de plataformas y espacios digitales lo cual les brinda un escenario inmejorable para operar, siendo esta una amenaza inminente la cual pone en aprietos a las organizaciones. Afirma Arévalo que “para empezar, las empresas deben hacer un análisis de vulnerabilidades, no solo de sus sistemas de información, sino en sus procesos asociados y en las personas que gestionan información crítica. A partir de allí se debe generar una matriz de riesgos y sobre ella se debe hacer gestión para minimizar dichos riesgos. Justamente este tipo de iniciativas requiere del apoyo de empresas que gestionan la ciberseguridad de una manera holística revisando de manera integral el estado de madurez en seguridad y proponen soluciones de manera integral.”

 

  1. Cloud: Al respecto, Arévalo confirma que las bondades de la nube están plenamente justificadas por los beneficios de incremento en la seguridad, alta disponibilidad, flexibilidad de crecer o decrecer por demanda además de una optimización de costos y evitar comprar tecnología que se queda obsoleta rápidamente, entre otras. Así las cosas, el empresario ha entendido que este tipo de tecnologías llegaron para quedarse y para facilitar la gestión de los activos tecnológicos. Muchas responsabilidades relacionadas con la gestión y administración de la tecnología, ya no deben ser solucionadas con personal o recursos de las empresas, ahora gracias a la tecnología CLOUD, esos temas son responsabilidad de los que la proveen y afectan de manera importante la optimización de las inversiones evitando comprar para irse al mundo de rentar un servicio, con los adicionales beneficios tributarios que este tipo de iniciativas trae.

 

  1. Analítica: A medida que la tecnología ha ido transformando distintos procesos ha cambiado también la concepción y valor de algunos factores, y dos ejemplos contundentes son los datos y la información. Hoy las empresas encuentran en sus recursos informáticos y de data, una mina invaluable la cual están explotando de forma continua para fortalecerse en sus segmentos de mercado.

 

Atravesamos un momento de la historia en donde los datos pasaron de ser estáticos a dinámicos, en el cual las estrategias de negocio basan sus planes de acción en predicciones, análisis y diversas lecturas de la data. Según Jim Goodnight, multimillonario empresario, cofundador y CEO de la compañía SAS, organización que apoyó a negocios y gobiernos a hacer predicciones con una pandemia en camino “la analítica ha sido una de las principales herramientas para combatir la enfermedad. Tiene un alcance y una complejidad que superan los modelos creados antes, así que empezamos a trabajar de inmediato en nuevos modelos para el Covid-19”.

 

  1. Business Apps: Las organizaciones han operado históricamente con áreas o departamentos que funcionan de manera aislada y con sistemas de información que tienden a estar desconectados del resto de sistemas de la empresa. Esto ha representado también un problema cuando se pretende dar una gestión integral a un cliente y se requiere una vista 360 grados del mismo. ¿Cuántas veces para tomar una decisión sobre un cliente se hace necesario consultar varios sistemas de información que están aislados y finalmente se deben integrar esos datos a través de herramientas como Excel? Allí es donde aparecen las denominadas Business Aplications que facilitan la automatización de los procesos internos, que permiten comunicar sistemas y áreas que han trabajado siempre como silos y que integran las empresas con sus clientes.

 

“Estas tecnologías existen con diversos nombres en varios fabricantes, sin embargo, una de los enfoques más disruptivos de Business Applications que propone un gigante de la tecnología como Microsoft con su familia de herramientas colaborativas Dynamics 365, permiten una gestión unificada de los datos y aplicaciones de negocio en una misma plataforma. Los procesos de gestión de negocio estarán completamente integrados, serán mucho más ágiles y permiten una visión unificada de la organización desde la gestión de los datos, las personas y los procesos con aplicaciones de negocio modernas y flexibles que se adaptan a las contantes dinámicas de las empresas y se ejecutan en tecnologías flexibles como la nube. Unir las herramientas de colaboración con las herramientas de productividad de una empresa, dan un poder a las organizaciones que era impensable hace poco tiempo” afirma Arévalo.

Actualmente en el rentado nacional existen organizaciones que están ganando terreno en el mercado apoyando a las empresas a adoptar modelos tecnológicos que les permita reducir los impactos desfavorables que ha traído consigo la pandemia y sus efectos. Controles Empresariales, Partner #1 de Microsoft en Colombia y con más de 31 años de experiencia como integrador tecnológico es un ejemplo de cómo compañías a través de su portafolio de servicios y soluciones permiten a los negocios sostenerse en sus mercados optando por la tecnología como eje mediador. Si las empresas estaban postergando dar el salto a la Transformación Digital el hoy no permite considerar esa opción, porque está visto que quien no esté alineado con los estándares de innovación actuales estará condenado a desaparecer.

 

Comunicaciones Controles Empresariales

Para mayor información contáctenos en [email protected]